Acerca de CUDI

Para llevar en formato PDF

 

La Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet (CUDI), es una asociación civil sin fines de lucro que gestiona la Red Nacional de Educación e Investigación (RNEI) para promover el desarrollo de nuestro país y aumentar la sinergia entre sus integrantes. Fue fundada en abril de 1999.

CUDI es el organismo que busca impulsar el desarrollo de aplicaciones que utilicen esta red, fomentando la colaboración en proyectos de investigación y educación entre sus miembros.

 

 



La construcción de la RNIE en México se basó en la voluntad de las universidades líderes del país de absorber, a prorrata, el costo de instalar y operar la red y su interconexión a las redes universitarias de alta velocidad en Estados Unidos y Canadá́.

 

Actualmente la membresía de CUDI se integra por las principales universidades y centros de investigación del país. Adicionalmente, forman parte de la membresía de CUDI, empresas que apoyan la investigación y educación en el país
 


 

Administración CUDI
 




La administración de CUDI, recae en su Consejo Directivo, que es el órgano de gobierno encargado por Asamblea de miembros, del manejo de la Asociación Civil. Su presidencia rota anualmente entre los Asociados Académicos de la organización.

 

El Consejo, a su vez, se apoya en el trabajo de tres comités, una comisión de vigilancia y en una pequeña organización administrativa.

 

El Comité́ de Membresías, tiene a su cargo evaluar las solicitudes de nuevas membresías; el Comité́ de Aplicaciones y Asignación de Fondos, promueve el desarrollo de aplicaciones que utilicen la Red; y el Comité́ de Desarrollo de la Red aprueba el diseño de la red y supervisa su operación

 

 

CUDI está formado por 3 categorías de miembros:

1.- Asociado Académico: universidades que adquieren el compromiso financiero de absorber a prorrata el costo de mantener la red operando. Forman parte del Consejo Directivo. 
2.- Afiliados Académicos: universidades que únicamente desean conectarse a la red y absorben los costos directos de su conexión a la red dorsal. 
3.- Asociados Institucionales: instituciones no universitarias que realizan una aportación a la asociación. 

 

En la actualidad la red de CUDI cuenta con una infraestructura de enlaces de alta capacidad que operan a una velocidad de 1 a 10 Gbps. Esta red dorsal abarca todo el territorio nacional y permiten la interconexión con las principales redes académicas de Estados Unidos y del resto del mundo. A través de estos enlaces es posible tener acceso a las redes similares de Europa, Asia, Oceanía y América Latina que interconectan a universidades, institutos y centros de investigación.

 

 

Esta red dorsal abarca todo el territorio nacional y permiten la interconexión con las principales redes académicas de Estados Unidos y del resto del mundo. A través de estos enlaces es posible tener acceso a las redes similares de Europa, Asia, Oceanía y América Latina que interconectan a universidades, institutos y centros de investigación.

El Artículo 213 de la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones otorgará beneficios a las instituciones miembros de CUDI que utilizan la RNIE ya que otorgará el apoyo financiero y técnico que requieran las instituciones públicas de educación superior y de investigación para la interconexión entre sus redes, con la capacidad suficiente formando una red nacional de educación e investigación, así como la interconexión entre dicha red nacional y las redes internacionales especializadas en el ámbito académico. Lo anterior se complementa con la concesión única de “Uso Social” que otorgó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet A.C. (CUDI).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La red CUDI maneja los protocolos más avanzados en redes de telecomunicaciones como son: Seguridad, Multicast, Ipv6, H.323, MPLS y HDTV. La red cuenta con su propio centro de operación (NOC), lo que permite que en la red corran aplicaciones críticas en todas las ramas de la ciencia.

En el país ya se están manejando aplicaciones en materias como Astronomía, Bibliotecas Digitales, Ciencias de la Tierra, Ecología, Educación, Grids Supercómputo, Matemáticas, Medios Estudiantiles, Laboratorios y  Salud.

Las universidades y centros de investigación mexicanos están llevando a cabo actividades en estas ramas en colaboración con instituciones avanzadas de todo el mundo.